Satisfacción de Anhemar Consultora, por haber contribuido decisivamente para que la Audiencia Provincial de Madrid, dictará el Auto nº 178/2013 de 28 febrero de 2013 de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

SECCIÓN SEXTA

 

Rollo de Sala nº 595/12

Diligencias Previas nº 2366/2011

Juzgado de 1ª instancia e Instrucción nº 3 de Getafe

 

 

 

AUTO nº 178/2013

 

ILTMOS. SRES. MAGISTRADOS

D. ************************

D. **************************

Dª *************************

 

 

En Madrid, a veintiocho de febrero de dos mil trece.

 

 

HECHOS

 

 

PRIMERO.- Por el Procurador *********, en nombre y representación de la ***********, interpuso recurso de reforma y subsidiario de apelación contra la providencia de fecha 16 de marzo de 2012 del Juzgado de 1ª Instancia e instrucción dictada en las Diligencias Previas n° 2366/2011, que denegaba la personación de la recurrente.

El recurso de reforma previamente interpuesto fue resuelto por auto de fecha 5 de julio de 2012.

 

SEGUNDO.- Admitido a trámite el recurso de apelación, se dio traslado al Ministerio Fiscal y demás partes personadas a los efectos de formular alegaciones y designar los particulares de su interés, habiendo sido impugnado por la representación procesal de ******, de ************* y ********** y *****, y de ********.

TERCERO.- Formada la correspondiente pieza separada, se remitió a esta Audiencia Provincial para la sustanciación del recurso interpuesto, que fue turnado a esta Sección, formándose el presente Rollo y tramitándose éste conforme a Derecho, señalándose para deliberación, votación y fallo el día 27 de febrero de 2013. Ha sido ponente la Magistrada Suplente Dª ********************.

RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.— Frente a la pretensión de la recurrente ******** de personarse en las actuaciones, solicitando que se le tenga por comparecida y parte como acusación particular, el Juez de Instrucción denegó la personación por encontrarse las diligencias archivadas, siendo de fecha 7 de marzo de 2012 el auto que decretó el sobreseimiento libre y archivo de las actuaciones.

 

En el recurso formulado, alega la recurrente infracción del artículo 779,1.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por la obligación del Juez de Instrucción de notificar la resolución que acuerda el sobreseimiento a quienes pudieran causar perjuicio, aunque no se hayan mostrado parte en la causa: argumenta que la falta de notificación del sobreseimiento acordada le ha impedido la posibilidad de interponer los recursos pertinentes, Por otro lado, denuncia la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva al denegarle su derecho a intervenir en el procedimiento; señala que desde el momento que ***** presentó el escrito solicitando su personación el Juzgado es conocedor de su interés en mostrarse parte en la causa y de intervenir como acusación particular en el ejercicio de acciones penales. Entiende que la providencia dictada infringe las normas que regulan la intervención de las partes en el proceso y vulnera de forma directa y clara el derecho a la tutela judicial efectiva.

 

Solicita la estimación del recurso con revocación de la providencia recurrida, o declaración de nulidad, y que en su lugar, se dicte otra que acuerde la personación de ****** dándole vista de lo actuado con notificación del auto de archivo para valorar la interposición del los correspondientes recursos.

 

El recurso no puede ser estimado, Ya se apele a la infracción del articulo 779.1.1 de la LECriminal, o al derecho del perjudicado a mostrarse parte en el proceso que prevé el artículo 110 de la citada Ley, lo cierto es que en el caso de ********* no ha acreditado su condición de perjudicado por los hechos que se investigan en la causa de la que dimana el presente recurso. Ni del escrito que pretende la personación, ni del poder que acompaña puede conocerse su condición de perjudicado; se trata de una ********** y ni siquiera en el poder se indican las empresas que la integran ni puede conocerse la finalidad de la Asociación. Como señala el auto recurrido, las falsedades que se investigan en la causa se referían a certificados de unas motos y las placas de las mismas adquiridas por particulares e insuficientes para su homologación nacional por el procedimiento utilizado, de modo que las víctimas y perjudicados eran los compradores que ven defraudados sus derechos de uso.

 

Por tanto, coincidiendo con el Juez de Instrucción, la Sala entiende que no alegándose por la Asociación recurrente su condición de perjudicada, ni pudiéndose deducir esa condición de las actuaciones, no procede ni ofrecerle el procedimiento conforme a lo dispuesto en los artículos 109 y 110 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, sobre todo ante el hecho de que cuando presentó su escrito de personación el auto de sobreseimiento no era firme, nl procede notificarle el auto de sobreseimiento conforme al artículo 779.1.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, petición que en todo caso alega en su escrito de recurso pero que no fue su pretensión cuando presentó su escrito de personación.

 

Por todo lo dicho, no apreciándose vulneración de normas del procedimiento ni del derecho a la tutela judicial efectiva, procede desestimar el recurso y confirmar la resolución objeto de recuso.

 

SEGUNDO,- No existiendo temeridad ni mala fe, las costas procesales se declaran de oficio (art, 240 LECrim).

 

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

 

PARTE DISPOSITIVA

 

Se desestima el recurso de apelación interpuesto, respectivamente, por la representación procesal de ****** contra la providencia de fecha 16 de marzo de 2012 y el auto de fecha 5 de julio de 2012 resolutorio del previo recurso de reforma, dictado por el Juzgado de 1e Instancia e Instrucción n° 3 de Getafe, en las Diligencias Previas n° 2366/2011, confirmando las citadas resoluciones, y declarando de oficio las costas causadas en esta alzada.

 

Remítase testimonio de este auto al Juzgado instructor para su conocimiento y efectos pertinentes.

 

Notifíquese la presente resolución a las partes, haciéndoles saber que contra la misma no puede Interponerse recurso ordinario:

Así por este nuestro auto, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.